Skip to main content

Invita CEDHBC a conmemorar a las niñas y los niños reconociendo sus derechos

Tijuana B.C., a 29 de abril de 2017.- La Ombudsperson de Baja California, Melba Adriana Olvera Rodríguez, invitó a las instituciones y a la sociedad en general a conmemorar el Día del Niño reconociendo sus derechos.

Este llamado fue hecho en el marco de una serie de diez actividades, entre ellas un Foro Estatal, talleres, capacitaciones y proyecciones de películas, que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC) realizó durante el mes de abril para difundir y promover los derechos de la niñez y la adolescencia en Baja California.

La Titular de la Defensoría subrayó que todas y todos debemos escuchar, atender y valorar a las niñas, niños y adolescentes como sujetos de derechos, no como objetos de protección.

“Las niñas, niños y adolescentes son titulares de derechos fundamentales, por lo que se requiere no sólo de la suma coordinada de esfuerzos de los agentes de las instituciones, sino de que todos asumamos nuestra responsabilidad para con ellos y se transforme la perspectiva de la población para que la sociedad en su conjunto reconozca y honre su dignidad humana”, apuntó.

En ese sentido, puntualizó que también tienen derecho a una vida libre de violencia, a que se les resguarde su integridad personal y las autoridades  deben ejercer medidas para prevenir, atender y sancionar los casos en que se vean afectados por conductas como el descuido, la negligencia, la trata, el trabajo infantil o la coacción a participar en algún delito, entre otros.

La Presidenta de la CEDHBC subrayó que uno de los tratados internacionales que México ha firmado y ratificado es la Convención sobre los Derechos del Niño, la cual establece que los Estados Partes deben asegurar que todos los niños y niñas, sin ningún tipo de discriminación, se beneficien de medidas especiales de protección y asistencia; tengan acceso a servicios como la salud, educación, que puedan desarrollar plenamente sus personalidades y habilidades, que crezcan en un ambiente de amor y comprensión, entre otros derechos.

Melba Adriana Olvera Rodríguez recalcó la importancia de construir políticas públicas e instrumentos de protección de derechos humanos para Baja California que tengan en cuenta siempre el interés superior de la niñez y que no omitan visibilizar a esos niños, niñas y adolescentes que por las circunstancias de su contexto y por las barreras del entorno, se encuentran en situación de vulnerabilidad, es decir que se tomen en cuenta la perspectivas intergeneracional y de inclusión.

Olvera Rodríguez, comentó que de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2015, en Baja California habitaban 1.1 millones de niñas, niños y adolescentes de 0 a 17 años, es decir, uno de cada tres residentes tenía menos de 18 años.

De igual manera informó que en lo que va de 2017 se han presentado ante la CEDHBC 78 Quejas por presuntas vulneraciones a derechos humanos de niñas, niños y adolescentes en el Estado; siendo Tijuana el municipio con más Quejas, seguido de Mexicali, Ensenada, Rosarito y Tecate.

Los principales derechos humanos presuntamente vulnerados en dichas Quejas son el derecho a la educación, a la seguridad jurídica y a la igualdad, refirió, siendo el Sistema Educativo Estatal, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia y la PGJE las autoridades más señaladas en las Quejas.

Finalmente, la Ombudsperson subrayó los Objetivos de Desarrollo Sostenible, fijados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para alcanzarse antes de 2030, entre los que se enumeran importantes acciones que buscan garantizar el bienestar de la población infantil: “Erradicar la pobreza”, “Hambre cero”, “Educación de calidad”, “Paz, justicia e instituciones sólidas”, entre otros.

En 1989 la ONU, adoptó la Convención sobre los Derechos del Niño, que consagra el principio de protección a la niñez y establece la responsabilidad al Estado de crear las condiciones para satisfacer las necesidades de alimentación, salud, educación y esparcimiento.

En 1924 México instituyó el 30 de abril como Día del Niño, tras la firma de la “Declaración de Ginebra”, siendo presidente de la República Álvaro Obregón; México se sumó a esta Convención para velar por el bienestar de la infancia, el cual se había visto vulnerado tras la Primera Guerra Mundial.

Asimismo, en 1954 la Asamblea General de la ONU recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal del Niño y sugirió a los gobiernos estatales que celebraran dicho Día, en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente.

Cabe señalar que las niñas, niños y adolescentes pueden presentar Quejas ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California, sin necesidad de acompañamiento de padre, madre o tutor.