Skip to main content

Melba Olvera sostuvo un diálogo con familias de estudiantes del CAM Jardín Guaycura

-Promueve CEDHBC autoestima, empoderamiento y ejercicio de derechos de personas con discapacidad

Tijuana B.C., a 04 de octubre de 2017.- La Presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC), Melba Adriana Olvera Rodríguez, sostuvo un diálogo con familias de estudiantes del Centro de Atención Múltiple (CAM) Jardín Guaycura.

Durante el acercamiento la Ombudsperson de Baja California promovió la autoestima encaminada al empoderamiento y al ejercicio de derechos de personas con discapacidad así como el papel fundamental que tienen las familias para que las personas con discapacidad ejerzan sus derechos.

Ante familiares de estudiantes del CAM, Melba Adriana Olvera manifestó que la discapacidad no es una condición individual sino una situación que se construye en sociedad y que debe ser asumida por todas las personas, entendiéndose que la discapacidad se conforma en la interacción entre las deficiencias físicas, sensoriales, psicosociales, intelectuales y las barreras del entorno como la falta de un diseño universal de accesibilidad; las barreras de comunicación; las barreras de información, pero sobre todo la barrera de la discriminación que es una de las problemáticas más grandes que enfrentan.

“Las niñas, niños y adolescentes con discapacidad así como todas las personas con discapacidad son sujetos de derechos y el Estado tiene la obligación de garantizarlos”, subrayó Olvera Rodríguez.

La Ombudsperson de Baja California señaló que es fundamental que las niñas, niños y adolescentes con discapacidad sean reconocidos como iguales ante la ley, respetando la libertad de tomar sus propias decisiones y su capacidad para obligarse en razón de ellas con los apoyos necesarios para lograrlo, sin invasión de su autonomía personal.

Asimismo, indicó que las personas con discapacidad tienen derecho a vivir en comunidad; a participar en la vida cultural; a la libertad de expresión y opinión; al trabajo, a recibir educación; a que se respete su integridad física y mental; a participar en la vida política y pública; a la privacidad; a la no discriminación; a participar en las actividades recreativas, el esparcimiento y el deporte, entre muchos derechos más, y todos estos deben respetarse y garantizarse en igualdad de condiciones con las demás personas.

Melba Adriana Olvera manifestó que la CEDHBC se ha pronunciado a favor de que se implementen políticas públicas y se instrumenten acciones orientadas a favorecer la inclusión, el respeto, la dignidad y la autonomía de las personas con discapacidad en Baja California.

La Titular de la Defensoría resaltó el derecho que tienen las niñas, niños y adolescentes con discapacidad a vivir en comunidad, tal y como lo establece el artículo 19 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD): “Los Estados Partes reconocen el derecho en igualdad de condiciones de todas las personas con discapacidad a vivir en la comunidad, con opciones iguales a las de las demás, y adoptarán medidas efectivas y pertinentes para facilitar el pleno goce de este derecho por las personas con discapacidad y su plena inclusión y participación en la comunidad”.

“Es necesario que se garantice el derecho a decidir que tienen las personas con discapacidad, cambiando la forma actual que les restringe su capacidad de decidir por un modelo que reconozca su dignidad, autonomía y voluntad, y que les brinde los apoyos necesarios para que ejerzan ese y otros derechos”, indicó Olvera Rodríguez.

Para finalizar, la Presidenta de la CEDHBC señaló que el esfuerzo para favorecer la inclusión, el respeto, la dignidad y la autonomía de las personas con discapacidad ha de ser de todos y todas, sociedad civil organizada, academia, instituciones, gobierno, Organismos de Derechos Humanos, y sociedad en general, empezando por la familia.