Skip to main content

Necesarias acciones que garanticen a las mujeres el derecho a la protección de la salud durante el embarazo, parto y puerperio: CEDHBC

Tijuana.- La Presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHBC), Melba Adriana Olvera Rodríguez, subrayó que es importante que se implementen políticas públicas orientadas a garantizar a las mujeres el derecho a la protección de la salud, particularmente durante el embarazo, parto y puerperio.

En el marco del “Día Nacional de la Salud Materna y Perinatal” y del “Día de la Madre”, la Ombudsperson de Baja California hizo un llamado a las instituciones de salud a incrementar los esfuerzos para eliminar las prácticas como la violencia obstétrica que atentan contra los derechos humanos de las mujeres.

Olvera Rodríguez precisó que la violencia obstétrica es una forma de violencia de género y de violación a los derechos humanos muchas veces ignorada.

Según la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), la violencia obstétrica es una consecuencia casi inevitable de la aplicación del paradigma médico vigente en muchos países; puede definirse como el tipo de violencia ejercida por los profesionales de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres.

Esta clase de violencia se expresa mayoritariamente (aunque no con exclusividad) en el trato deshumanizado hacia la mujer embarazada, en la tendencia a patologizar los procesos reproductivos naturales y en múltiples manifestaciones que resultan amenazantes en el contexto de la atención de la salud sexual, embarazo, parto y post parto.

En ese sentido, la Presidenta de la CEDHBC recordó que algunos de los instrumentos internacionales de protección a los derechos de la mujer son: la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (1979), la Declaración de Naciones Unidas sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (1993), la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (1995) y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres “Convención Belem De Pará” (1996).

La Ombudsperson recalcó que “el derecho a la protección de la salud está vinculado con el ejercicio de otros derechos humanos de los cuales también depende. No puede ser tomado como un derecho aislado, sino que debe ser comprendido desde una concepción integral de los derechos humanos”.

“La existencia de este derecho obliga a las autoridades de gobierno, particularmente a las instituciones de salud, a propiciar las condiciones en las cuales las y los ciudadanos puedan vivir lo más saludablemente posible y estas condiciones incluyen el acceso a los servicios de salud, pero también condiciones de trabajo saludables y seguras, alimentos nutritivos, trato digno y otras condiciones que muestran que el derecho a la salud no se limita al derecho a estar sano”.

Cabe mencionar que en 2016 se celebra por primera ocasión el Día Nacional de la Salud Materna y Perinatal el cual fue decretado por la Secretaría de Gobernación y publicado en el Diario Oficial de la Federación con fecha del 24 de marzo de este mismo año.

Finalmente, Melba Adriana Olvera Rodríguez, reiteró la invitación a todas aquellas mujeres a quienes se les haya vulnerado el derecho a la protección de la salud, y a sus familiares, a que se acerquen cualquiera de las oficinas de la CEDHBC, o bien, se comuniquen al número 9-73-23-73 ext. 101, para recibir orientación y/o presentar su queja.